Tiende tu mano al pobre

El domingo 15 de noviembre será la 4ª Jornada Mundial de los Pobres y para la ocasión el Papa Francisco ha escrito un mensaje para reflexionar, titulado «tiende tu mano al pobre«. (Sir 7:32)

 

Para el Papa Francisco, tender la mano a los pobres significa, en primer lugar, amar a los pobres, yendo en contra de la globalización de la indiferencia. Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe.

El grito silencioso de tantos pobres debe encontrar al pueblo de Dios en primera línea, siempre y en todas partes, para darles voz, defenderlos y solidarizarse con ellos ante tanta hipocresía y tantas promesas incumplidas, e invitarlos a participar en la vida de la comunidad.

A cada cristiano, como tal, se le confía la responsabilidad para ponernos al servicio de los demás, especialmente de los más débiles. No se trata de una exhortación opcional, sino que condiciona la autenticidad de la fe que profesamos.

De hecho, la bendición del Señor desciende sobre nosotros y la oración logra su propósito cuando va acompañada del servicio a los pobres.

 

Leer el mensaje

Entrada anterior
Camina en la verdad
Entrada siguiente
Primer domingo de Adviento: !“Estén atentos”
Menú