Si quieres la paz, prepara a los hombres

La paz es un largo proceso formativo que debe inervar y dar forma, día tras día, a la calidad de nuestras relaciones interpersonales y llegar a la transformación de los corazones.

¿Qué debe hacer cada persona que siente el llamado a construir la paz?

Cultivar relaciones fructíferas y sinceras, recorrer los caminos del perdón y la reconciliación, ser transparentes y fieles a nuestra palabra.

La paz, la verdadera paz, es un regalo de Dios, que se pide sin cansarse nunca, que se realiza con el valor de los profetas.

 

Paolo Maino

Entrada anterior
Efecto de «perderse»
Entrada siguiente
Via Pacis en la radio: semana por la paz en Colombia
Menú