¡Atrévete a volar alto!

¡Tengan el coraje de volar alto!

No te dejes llevar por el clima de indiferencia que existe hoy. Atrévete a soñar en grande y  tener grandes ideales.

No temas ser diferente a los demás, salir del rebaño.

No temas descubrir tus aptitudes, salir de la pasividad cotidiana, luchar con todas tus fuerzas por sobresalir, por conseguir lo que quieres, por poder hacer lo que tu corazón te dice que es bueno.

No tengas miedo de ser etiquetado como raro, no tengas miedo de decepcionar.

Dios te diría hoy: «no te conformes con la mentalidad de este siglo, de esta generación».

Ten el coraje de descubrir quién eres realmente y tus cualidades. Atrévete a ser «la mejor versión posible de ti mismo» y no una copia de alguien a quien admiras.

En cada uno de ustedes hay un tesoro potencial incomparable, que solo necesita ser sacado a la luz. Si lo mantienes cubierto, eres como un hombre que vive como un vagabundo que vive sobre un campo con petroleo bajo sus pies. Les aseguro que en cada uno de ustedes, como en todo hombre, hay un tesoro.

¡Atrévete a volar alto!

Haz de tu vida un regalo: para los demás, para tu pareja, o para la Iglesia, para Dios, para el mundo, pero no lo hagas solo: busca alguien que te pueda ayudar, apoyar, dirigir, instruir. Solo con ayuda puedes lograrlo, de lo contrario te verás abrumado por la fuerza opuesta de la sociedad.

Tienen solo esta vida para vivir; no tienen un borrador que puedas rehacer si lo haces mal. Estás en los años más importantes de tu vida. Están en los años en los que pueden sentar las bases para convertirse en personas felices. Confía en Dios, Dios existe, ¡no es invención de los hombres, ni de la Iglesia! Dios existe y se preocupa por tu vida, quiere que sea plena, realizada, feliz. Porque Dios es Padre y todo padre quiere esto para sus hijos. También les digo que quiere conocerlos a cada uno de ustedes. ¡Déjate encontrar por Dios!

Deseo que puedas sacar todo lo bueno que hay dentro de ti. ¡No lo mantengas oculto! En la vida hay sufrimientos, desengaños, enfermedades. Todo esto puede servir para un mayor crecimiento, para una mayor madurez, para estar con los pies firmes en la tierra, ser gente valiente, gente verdadera, libre como Dios nos creó.

Eliana Aloisi Maino

Entrada siguiente
Created 4 Greatness 2020
Menú