Carisma

Paz y Reconciliación. Dos Palabras que tienen el poder de cambiar el mundo y la historia. Dos Palabras del Evangelio que son luz en la oscuridad de las situaciones más dramáticas, capaces de dar una nueva posibilidad a lo que parecía sin esperanza.

Fascinados por esta promesa de Paz y Reconciliación, nuestros fundadores colocaron toda su vida en las manos del Evangelio.

«Nosotros deseamos vivir el carisma de la reconciliación, porque el amor de Dios Padre, revelado en plenitud sobre la cruz de Cristo, conquistó nuestro corazón: el amor de Cristo, en efecto, nos posee«. (Paolo Maino).

«Vivir la paz y la reconciliación es una elección que hay que colocar en obra cada día, para que pueda pasar de la mente a la acción, de la espiritualidad a la praxis, del deseo a la voluntad. Es algo que tenemos que vivir constantemente y llevarlo a la práctica en cada aspecto, en las pequeñas y grandes situaciones de nuestra vida» (Eliana Aloisi Maino).

El nombre

Vía Pacis… para caminar en el mundo sobre la Vía de la Paz.

El nombre Vía Pacis significa… en camino, significa que no hemos llegado. Significa moverse, en la fatiga y en la novedad de la historia. Es la elección de no quedarse quietos mirando el mundo que nos pasa por delante como una película. Deseamos ser activos y dejar huellas de paz en el mundo. También significa ir contracorriente, concretamente, eligiendo el bien aun cuando nadie lo ve.

La paz y el perdón del cual el mundo tiene tanta necesidad, los hemos encontrado en Jesucristo. Hemos visto cómo, en nuestras vidas y en las situaciones más difíciles, su Palabra es capaz de cambiar el mal en bien, transformar situaciones imposibles.

Menú